Atención al cliente: 943 426 767

Cast. | Eusk.

Implantología Avanzada.


En la actualidad no es posible concebir la odontología moderna sin contar con los implantes dentales. Los implantes dentales son fijaciones de titanio que se colocan en el hueso para que el organismo los reconozca y los acepte como propios y en definitiva actúen como unas raíces artificiales sobre las que se pueden elaborar las coronas o nuevos dientes que sustituyen a los ausentes. Se llama oseointegración al proceso biológico por el cual el hueso y la encía aceptan e integran los implantes en el organismo. Desde que  el Profesor Branëmark describiera los implantes en Suecia hace más de 40 años las cosas han evolucionado mucho. Algunos de los “dogmas” de la Implantología inicial se han mantenido y otros han cambiado notablemente. La experiencia quirúrgica acumulada, la mejora de la calidad de los implantes y los estudios clínicos y radiológicos  practicados de manera rutinaria han permitido que los implantes tengan altísimos porcentajes de éxito y que la utilización o carga de los mismos pueda incluso llegar a ser en régimen de carga inmediata, algo absolutamente impensable en los comienzos de la disciplina.

Los tratamientos implantológicos tienen 2 fases claramente diferenciadas. Mediante la fase quirúrgica inicial se colocan los implantes en el organismo. La fase protésica realiza los dientes propiamente dichos. Ambas fases y los cuidados de mantenimiento posteriores son importantes en el éxito de los tratamientos implantologicos a medio-largo plazo.

La implantología moderna puede dar respuesta a multitud de situaciones, desde la ausencia de una única pieza hasta la ausencia de toda la dentición. Cada caso es único y así debe ser estudiado y tratado.

   Ausencia de un único diente. Implante unitario.

La colocación de un implante oseointegrado y una corona fija sobre el mismo pueden ser la mejor solución para rehabilitar la ausencia de un diente unitario. Entre las ventajas que esta solución aporta en comparación con los tratamientos alternativos, podemos citar:

- Los dientes vecinos permanecen intactos.
- Pueden obtenerse excelentes resultados estéticos y funcionales.
- Los cuidados orales y de higiene dental son los mismos que para los dientes vecinos naturales.

   Ausencia de varios dientes. Puente fijo sobre implantes.

Rehabilitar con implantes la ausencia de varias piezas dentarias contiguas permite obtener resultados de funcionalidad (masticación) y de estética que aportan alto grado de satisfacción a los pacientes. La ausencia de varias piezas dentarias puede provocar situaciones de atrofia ósea y malposiciones dentarias que conviene prevenir colocando los nuevos dientes sobre implantes en cuanto sea posible.

   Ausencia de toda la dentición. Prótesis fija sobre implantes.

La ausencia de todos los dientes del maxilar superior o de la mandíbula pueden crear situaciones de estrés psicológico y de dificultad funcional (masticación, fonación, etc.) que han de ser bien valoradas en aras a dar soluciones satisfactorias a nuestros pacientes. Las prótesis completas convencionales pueden ser una solución transitoria al edentulismo, pero rara vez aportan un alto grado de satisfacción. Los implantes oseointegrados de titanio alojados de manera estratégica en el hueso permiten la colocación de dientes fijos que cubren toda la arcada. El número, la localización y las características de los implantes deben ser estudiados de manera personalizada. Como idea general podemos decir que se colocan menos implantes que el número de dientes a reponer. Si las condiciones anatómicas lo permiten, es incluso posible la realización de protocolos de carga inmediata, haciendo que personas desdentadas totales pasen a disfrutar de dientes fijos casi de manera inmediata tras la colocación de los implantes de titanio. Comer una manzana mordiendo con los dientes, reír con tranquilidad, nadar sin temor a perder la dentadura postiza,  tener relaciones interpersonales satisfactorias, etc. son situaciones que pueden volverse a disfrutar cuando se realiza una prótesis fija sobre implantes.

   Ausencia de toda la dentición. Prótesis removible sobredentadura sobre implantes.

Una solución intermedia entre las prótesis completas mucosoportadas y la prótesis fija sobre implantes son las sobredentaduras removibles sobre implantes. La colocación de 4 implantes en el maxilar superior y 2-3 implantes en la mandíbula permiten la realización de dentaduras completas que van “abrochadas” a los implantes. La ausencia de hueso para colocar más implantes, facilitar la higiene bucodental, así como ajustarse a un presupuesto más reducido son algunas de las indicaciones más importantes de este tipo de soluciones implantosoportadas. Aportan funcionalidad porque las dentaduras dejan de moverse y estética porque se pueden realizar prótesis con mayor soporte de las partes blandas faciales.

   Implantes en ausencia o escasez de hueso.

La cantidad y la calidad del hueso son requisitos indispensables para realizar tratamientos exitosos en implantología. La cantidad de hueso hace referencia a la necesidad de tener suficiente hueso para alojar los implantes oseointegrados. Es relativamente frecuente encontrarse con situaciones de escaso o insuficiente hueso para colocar los implantes de manera convencional. Son múltiples las circunstancias que pueden hacer que disminuya de manera notable el volumen de hueso en el que se pueda implantar. Entre otras podemos destacar las infecciones dentarias previas a la pérdida de la pieza dentaria, mucho tiempo desde que se realizaron la extracciones dentarias, el uso de prótesis removibles con soportes mucoso, etc. etc.

Son también múltiples las situaciones de déficit óseo que nos podemos encontrar, desde un déficit en una sola pieza dentaria a una atrofia severa en toda la arcada dentaria, pero todas las situaciones tienen en común el hecho de que en ausencia de hueso no es posible colocar implantes de manera primaria. Es imprescindible por tanto recurrir a técnicas de regeneración ósea (“creación de hueso”) para mejorar el volumen y la calidad del hueso que permita la colocación de implantes. Existen múltiples variantes, opciones, para dar solución a una muy variada situación de problemas diferentes. Por citar de una manera sucinta las opciones posibles, podemos decir que se puede usar soluciones de material óseo osteoconductivo (hidroxiapatitas animales, o sinteticas), material óseo osteoinductivo y osteoconductivo (huesos liofilizados, etc), hueso autólogo (propio) tomado de cavidad bucal (mentón, otras partes de la mandíbula), de la cresta ilíaca, de la calota craneal,etc. En definitiva, es preciso  entender que hay que personalizar la solución a la multitud de situaciones diferentes de déficit de hueso que se pueden presentar.

   Carga inmediata sobre implantes

En los inicios de la implantología se describieron unos “dogmas” que era preciso cumplir para lograr la oseointegración de los implantes; entre ellos estaba la necesidad de que el implante estuviera fuera de toda carga y de toda función. En el curso de los años se ha podido demostrar que la rehabilitación inmediata puede  permitir la oseointegración de los implantes. Para tener éxito en la oseointegración de los implantes sometidos a carga inmediata se precisa de una adecuada selección del caso y el cumplimiento de un estricto protocolo de actuación por parte del profesional y del paciente

   Extracciones dentarias e implantes inmediatos

Se describe como implante inmediato la situación en la que se procede a colocar el implante oseointegrado en el mismo acto quirúrgico en el que se realiza la extracción del diente a sustituir. Esta técnica tiene varias ventajas, entre las que citamos el menor número de actos quirúrgicos y el acortamiento del tiempo de tratamiento.

Pl. Centenario 1, 20006 DONOSTIA - SAN SEBASTIAN (Gipuzkoa) - recepcion@klinikamaxilaris.com - T. 943 426 767 - N°RPS 58/17

©2019 Klinika Maxilaris | Diseño y desarrollo web by 375estudio